Hasta que hagas que el inconsciente sea consciente, dirigirá tu vida y lo llamarás destino. Cita inspiradora de C.G. Jung